Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Jorge Solano, un líder que acorraló con sus denuncias contra la corrupción y los violentos

El defensor de derechos humanos asesinado en Ocaña, meses antes del crimen, había señalado públicamente al director del hospital Emiro Quintero si algo le ocurría.

Durante 35 años el eco de las denuncias de Jorge Solano Vega retumbó en el Catatumbo. A pesar de ser un territorio atenazado por tantas violencias cruzadas, siempre levantó su voz, contra la corrupción política, contra los grupos ilegales, contra el abuso del Estado. Callar no era lo suyo.

“Aquí la pelea conmigo es diferente. Soy defensor de derechos humanos y soy una persona reconocida a nivel mundial”, manifestaba Solano.

Sin embargo, el martes pasado se convirtió en una estadística más de sangre derramada en Colombia: el líder social número 251 en ser asesinado en 2020 , según las cuentas crudas de Indepaz.

Hasta su casa en Ocaña, Norte de Santander, llegaron para descargarle tres tiros y silenciarlo, para siempre, a sus 61 años.

“Ocaña queda huérfana de las personas que podían denunciar. Con esto que hicieron es para poder acallar, para poder que la gente no proteste, que la gente no divulgue los problemas que se vienen presentando en las diferentes esferas”, dijo el exalcalde Luis Alfonso Díaz.

Publicidad

En la población campea el miedo y la tristeza.

“Era una persona conocida, defendía a la gente, los derechos humanos y todo. Peligroso que está Ocaña”, señaló Amparo Álvarez, vecina de Jorge.

“Es una pérdida para la ciudad, para la gente menos favorecida, y lo que seguimos nosotros pidiendo es que el gobierno ponga la mirada en el Catatumbo, secuestros, asesinatos, extorsiones”, manifestó Jairo López, párroco de la catedral de Ocaña.

A pesar de haber cultivado enemigos durante años por su cruzada contra la corrupción, las amenazas en su contra arreciaron especialmente el último año, sobre todo, tras sus denuncias contra Jairo Pinzón López, director del hospital Emiro Quintero Cañizares.

El 13 de octubre pasado, la Procuraduría le formuló pliego de cargos a Pinzón López por presuntas irregularidades en varios contratos por más de 5.000 millones de pesos.

Publicidad

Jorge solano era uno de sus denunciantes y en mayo pasado se atrevió a dejar esta constancia:

“Decirle al señor Jairo Pinzón: usted no pudo con amenazas, no pudo con el soborno, ni seguramente podrá por la vía judicial, le queda una sola vía, la de las armas, la del asesinato, conmigo”, aseveró el líder Jorge Solano.

Noticias Caracol contactó al señor Jairo Pinzón para que concediera una entrevista. Al final no fue posible.

“Yo no he tenido contratos con Jairo Pinzón, ni con nadie, por el contrario, Jairito, yo a usted le rechacé 40 millones que me mandó y de eso tengo las pruebas, quien recogió en el banco de Colombia esa plata. Señor Jairo Pinzón, usted sí está implicado en sobornos”, aseguró Solano en sus graves denuncias contra Pinzón.

Mientras las autoridades investigan, Ocaña todavía no se sacude del horror de los violentos; esta semana fue secuestrado otro profesor y la voz de Jorge Solano ya no está para reclamar justicia.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO