Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

¿Quiénes ordenaron magnicidio en Haití? Exmilitares señalan a policías, mafiosos y políticos

En las 15 horas de grabaciones a las que tuvo acceso Noticias Caracol, los mercenarios colombianos mencionaron, con nombre propio, a quienes estarían detrás del asesinato del presidente.

Claude Joseph

Los mercenarios colombianos capturados han mencionado ante las autoridades a varios líderes y políticos como presuntos autores intelectuales del magnicidio. Detrás de la trama hay personajes, algunos ya capturados, que según los detenidos intentaban tomarse el poder de Haití.

“Sanon no es político, él es médico y pastor de una iglesia. Entonces en CTU le dijeron que había la posibilidad, que había que hacer un plan de gobierno para que esa fuera su propuesta en sus aspiraciones a ser presidente”, declaró el capitán Germán Rivera.

Este testimonio llevó a que el médico y pastor Emannuel Sanon, detenido por la conspiración para asesinar a Jovenel Moïse , se convirtiera en uno de los primeros sospechosos.

Tareas de mercenarios colombianos

El capitán Rivera les explicó a los demás exmilitares su supuesta misión en Haití. “Eran tres tareas: la primera era capturar al presidente, la segunda era llevarnos todo el sistema de cámaras y la tercera eran unas maletas de dinero”.

La versión de los mercenarios colombianos apunta a que para conseguir sus aspiraciones presidenciales Sanon se alió con el alto poder judicial de Haití.

Todo el sistema de jueces y Tribunal Supremo de Justicia estaba en contra de Jovenel, todo ese poder. No había Congreso, el poder legislativo no estaba. Estaba el poder ejecutivo y había el poder judicial y todo el poder judicial estaba con ellos, y no con Jovenel

Esta declaración corresponde a un hombre que estuvo desde el comienzo en la conspiración y trabajó en llave con el capitán Rivera. Por petición de las autoridades estadounidenses, nos abstenemos de revelar su identidad ya que es uno de los personajes claves para el gobierno norteamericano.

Publicidad

Gabriel (Arcángel Pretel) me dice a mí que vamos a apoyar a las autoridades haitianas con la captura. La orden pues estaba firmada por un juez, por una juez, es una mujer, que iba a ir un fiscal que nunca llegó y con la policía de Haití”, dijo el capitán Rivera.

El capitán agregó: “Aquí nadie se atrevía a ejecutar esa orden de captura, porque tenían miedo al presidente, porque otros estaban con él, porque no tenían las capacidades técnicas para hacerlo”.

Pero los planes de los exmilitares, según aseguró Rivera, dieron un giro radical porque Sanon nunca despegó como candidato. “Sanon iba a ser candidato. Pues estaba midiendo sus fuerzas a ver. Él seguía en sus mismas reuniones, pero eran reuniones ya repetitivas, no se avanzaba ya en nada. Él se quedó ahí estancado, hubo mucha gente que no volvió a ir".

“Aquí ya no va a ir el señor Sanon, ese señor Sanon no va porque ya no tiene fuerza, ese señor ya no va, no tiene fuerza, nadie lo va a elegir para nada”, agregó otro de los colombianos.

El plan B: "arrestar a Jovenel Moïse

Con Sanon descartado se contempló un plan B, contó Rivera. ¿El plan cuál era?: Arrestar al presidente, irnos inicialmente para el Palacio de gobierno, y que en el palacio de gobierno el Diamante juraba como presidente (…) Llegaba el Diamante, se juramentaba como presidente y en 72 horas tenía que haber 400 hombres más acá”.

Diamante era el nombre en clave con el que los militares retirados se referían a Windelle Coq, una exjueza destituida por el mismo Moïse en febrero de este año y que actualmente está prófuga de la justicia. Ella habría estado presente en reuniones claves al lado de los mercenarios colombianos.

Publicidad

Carmona contó: “Me puse a detallar mucho la casa y había muchas fotografías, como gente en el parlamento, sí, como en la parte política y todo eso. De hecho, supongo que la mujer que siempre aparecía en las fotos era la mujer que estaba ahí parada, estaba ahí sentada con nosotros. Ella no decía nada, de hecho ella parecía estar enferma, una mujer de edad avanzada, delgada, tenía pelo cortico, tenía tapaboca, tenía gafitas y tenía un vestidito como de flores”.

La reunión relatada por el subteniente Carmona habría sido en la casa de la jueza y habría asistido John Joel Joseph, un exsenador haitiano que se habría comprometido a poner bandas mafiosas al servicio de los mercenarios. El político es conocido como Joseph Three y está prófugo de la justicia. “Decían que eran las bandas del senador, o sea, que eran un grupo de personas que estaban con el senador y eso”, dijo Carmona.

Y agregó: "Al principio íbamos a estar apoyados por unos gangs, por unas bandas, entonces nosotros como que bueno... que las bandas yo no sé qué era lo que iban a hacer, como unos cierres para la seguridad porque de pronto, que porque el presidente tenía aliadas unas bandas, entonces de pronto nos llegaban. Entonces que por eso teníamos el contacto de Three J, pero al final no hicieron nada, o sea no se involucraron en eso”.

Según las declaraciones, Sanon y Diamante no tenían opciones reales de llegar al poder. De hecho, el descabellado plan de posesionar a la exjueza nunca se concretó. Sin embargo, varios de los implicados terminaron confesando quién sería la supuesta alternativa para llegar al poder:

“Tenemos el segundo al mando, se tumba a Jovenel y queda el primer ministro y ellos ni siquiera tienen que hacer un plan de escape porque el primer ministro los iba a proteger. Y en vez de protegerlos los traicionó, les puso una trampa y a la media hora ya había dicho que eran colombianos, sin ninguna investigación y sin nada”, dijo uno de los involucrados. Y agregó: “En vez de tener a Sanon, tenían al primer min... al segundo al mando en ese país”.

La policía de Haití, las autoridades diplomáticas haitianas e incluso el mismo ex primer ministro, Claude Joseph , han dicho que ninguno de los mercenarios colombianos lo mencionaron como parte del plan: “Las pistas y la información recopilada como parte de la investigación no revelan ningún vínculo con el primer ministro”, dice un comunicado de la Policía publicado hace tres semanas.

Publicidad

En esa misma línea se pronunció Jean Mary Exil, embajador de Haití en Colombia: “Las investigaciones en curso no revelan ningún rastro del primer ministro, Claude Joseph, vinculado con los sospechosos, todas las investigaciones no tienen ninguna relación con el señor Claude Joseph. Contrario a versiones que han surgido, los sospechosos y las personas detenidas hasta el momento no han hablado en sus testimonios sobre el primer ministro ni han entregado ningún indicio de que esté involucrado en los hechos del 7 de julio”.

En Colombia, las familias insisten en que los militares fueron engañados y esperan viajar a Haití con la comisión gubernamental creada la semana pasada. En los testimonios de los 18 colombianos hoy presos en ese país está la verdad para esclarecer el único asesinato de un presidente en ejercicio cometido en América en casi medio siglo.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.