Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Hizo creer que su esposa tenía COVID para encubrir que la había asesinado

Envió mensajes de texto a familia y amigos desde el celular de su víctima, la cual supuestamente había fallecido en un centro médico que ni siquiera existía.

asesino esposa covid.jpg
Tomado de CBS

En marzo de 2020, cuando la pandemia del COVID-19 empezaba a esparcirse por Estados Unidos, Gretchen Anthony supuestamente se contagió y días después falleció. Pero la verdad fue otra: su esposo la asesinó y usó la enfermedad para encubrir el crimen.

La familia de la mujer supo que supuestamente se había infectado por un mensaje de texto en el que decía: “Buenos días. Di positivo por coronavirus esta mañana temprano. Eso significa que tengo que quedarme aquí durante al menos dos semanas”.

Eso ocurrió el 23 de marzo del año pasado en Júpiter, California.

Pero los mensajes fueron desalentadores y, según Gretchen, había empeorado y había sido ingresada a una clínica.

Durante todo ese tiempo la mujer nunca respondió las llamadas, solo escribía, por lo que su familia avisó a la Policía.

Al llegar a la vivienda donde residía con David Anthony descubrieron que las cámaras de seguridad habían sido arrancadas y que el principal sospechoso no estaba ahí.

Publicidad

Agentes llegaron al lugar el 26 de marzo, según reveló CBS, y allí encontraron “evidencia que sugiere una lucha violenta: un marco de imagen roto, fragmentos de vidrio en la cama de Gretchen y una toalla manchada”.

Además, un vecino les dijo que el día 21 había escuchado los gritos de una mujer.

Aunque las cámaras no estaban, los videos grabados se encontraban en la nube y así pudieron ver a un hombre forcejeando con la víctima y que después fue identificado como David, su esposo.

La mamá del sospechoso dijo que su hijo le había informado que se iba a Costa Rica y que recibió un mensaje de su nuera en el que afirmaba que estaba hospitalizada por coronavirus.

David fue capturado el 31 de marzo en Estados Unidos y pese a las pruebas sostenía que Gretchen estaba viva.

Solo hasta diciembre, nueve meses de la desaparición de la mujer, el hombre se declaró culpable de homicidio y reveló dónde había dejado el cuerpo, solo a unas millas de su casa.

Publicidad

Por el crimen, David saldría de prisión hasta el año 2058, cuando cumpla 81 años.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias