Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Indígena torturada para confesar un secuestro que no cometió estuvo 10 años en prisión

“Me golpearon, me pusieron una bolsa de plástico en la cabeza, me taparon la boca con la mano”, dijo la mujer, que fue liberada gracias a un indulto del gobierno mexicano.

indigena torturada
María Isabel San Agustín, indígena torturada para confesar un secuestro que no cometió
Tomada de Telemundo

María Isabel San Agustín estuvo tras las rejas desde el año 2011, acusada por un secuestro que no cometió. La indígena torturada terminó confesando algo que no hizo, pero logró salir en libertad por un indulto otorgado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Se me hizo justicia”, dijo entre lágrimas la madre de 4 hijos a la que habían sentenciado a 65 años de prisión.

  • Otras noticias:

Vicente Fernández, operado de urgencia tras sufrir una caída en su rancho de México
Indignante: borracho intenta hacer caer a un ciclista en movimiento

La indígena torturada dijo que tras ser capturada “me golpearon todo el tiempo en el cuerpo, me pusieron una bolsa de plástico en la cabeza, sobre la bolsa me taparon la boca con la mano”, todo para que confesara algo que no hizo.

Me hicieron firmar papeles culpándome que yo había cometido el delito. Pasé 10 años recluida lejos de mi familia”, afirmó la mujer, que agregó que en la prisión hay muchos inocentes como ella.

Publicidad

María Isabel recobró su libertad gracias a un indulto otorgado por AMLO en México a presos torturados -como ella-, que purgan una pena por delitos no graves, que llevaran 10 años tras las rejas sin sentencia o ancianos enfermos.

Al llegar a su casa, la indígena torturada fue recibida con mariachis y por fin pudo dormir tranquila junto a los suyos.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.