Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Al cumplirse un mes del paro nacional: ¿cómo se han visto afectadas la pandemia y la economía?

El país se encuentra en una profunda crisis económica, de salubridad y social tras los primeros 30 días de protestas pacíficas, vandalismo y bloqueos.

Se cumplió el primer mes del paro nacional en el que se han presentado manifestaciones pacíficas y culturales, pero en contraste, también ha habido enfrentamientos con la fuerza pública y vandalismo, que han dejado más de 50 muertos, centenares de heridos y desaparecidos.

La situación de la salud en Colombia no es esperanzadora, pues se está en el peor momento de la pandemia por el COVID-19 y los bloqueos en las carreteras han agudizado la crisis de salubridad.

Un ejemplo se presentó en Valle del Cauca , en la vía Buenaventura, cuando un bebé perdió la vida dentro de una ambulancia, después de no poder llegar a un centro asistencial a causa de un bloqueo que había en la carretera.

Pero el espectro es más amplio, la distribución de oxígeno se ha visto afectada en regiones como Cauca, Nariño, el Eje Cafetero, Santander, la zona norte del país, incluso en ciudades como Bogotá , Villavicencio y Bucaramanga.

“Adicionalmente, la dificultad para el ingreso de vehículos y salida de mercancías del puerto de Buenaventura, en donde no se ha permitido la distribución de 4500 concentradores y cilindros de oxígeno”, manifestó la directora de la Cámara Colombiana de Gases Medicinales, Íngrid Reyes.

Publicidad

Más de 200 organizaciones de pacientes les han hecho un llamado al comité del paro para que les permita un corredor humanitario.

“De corazón los invito a que respetemos la vida, la salud y la integridad de las personas. Queremos solicitar los corredores humanitarios”, expresó María Inés Delgado, presidenta de la Asociación Colombiana de Enfermos Hepáticos y Renales.

En materia de vacunación contra el COVID-19, en varias ciudades las jornadas han tenido suspensiones temporales ante la dificultad del traslado de insumos y usuarios.

Lo que más preocupa en este momentos es que las aglomeraciones y falta de medidas de bioseguridad, en el marco de las protestas, tiene disparados los contagios y fallecimientos por coronavirus.

Publicidad

Un mes de pesadilla para la economía

Por otro lado, está la economía del país que cada día se complica aún más. En lo que va del paro nacional, ha habido cerca de 15 billones de pesos en perdidas, según los empresarios del país.

Cerca de 13 mil empresarios de todos los tamaños, de todos los rincones del país, han expresado que el 90% de ellos se verá obligado a reducir el número de empleos”, dijo el presidente de Confecámaras, Julián Domínguez.

El 35% de los empresarios advierte que de continuar esta situación, cerrarán en una semana.

De acuerdo con la gerente general de Sidoc, Marcela Mejía, estuvieron 16 días parados y están trabajando al 30 % de su capacidad instalada y de despacho de acero.

Publicidad


Los generadores de empleo del país califican estos 30 días de paro como un mes de pesadilla.

“Un mes de pérdidas de productividad, de incremento de la estructura de costos, de mayor riesgo en general desempleo, porque hoy la capacidad de solventar esta crisis en nuestro segmento se está perdiendo totalmente”, declaró la presidenta de Acopi, Rosmery Quintero.

Es tal la crisis que está llevando a varias empresas a pedir permisos para despedir masivamente a sus empleados porque ya no saben cómo sostenerse.

El comercio también siente este declive económico, en 30 días, acumuló pérdidas que superan los 4 billones de pesos.

Se han perdido cerca de 300 mil empleos, 40 mil empresas cerradas transitoriamente o definitivamente y hay un desabastecimiento que amenaza con llevar la inflación por la nubes, según el presidente de Fenalco, Jaime Cabal.

Publicidad


Sin embargo, no todo está perdido, pues en medio de la crisis algunas de las grandes empresas, que están ubicadas en el centro del país, proponen una solución; poner de sus bolsillos más dinero para cumplir las necesidades sociales.

“Los que más tienen que pongan más dinero para los programas sociales y la solidaridad con las personas que los necesitan, pero los que están bloqueando tienen que desbloquear porque de una u otra manera están perjudicando a los que más lo necesitan”, planteó Juan Carlos Pinzón, presidente de ProBogotá.

Todos coinciden en el respeto a la protesta, pero piden acabar con los bloqueos para frenar el desastre económico que se avecina.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias