Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Se vale llorar: pareja se casó al pie de la cama de un hospital para que su hija fuera dama de honor

La pequeña Layla sufre de un trastorno genético raro, pero eso no fue impedimento para que se convirtiera en la protagonista de una ceremonia que quedará en el recuerdo de todos.

Pareja se casó en un hospital
Pareja se casó al pie de la cama de un hospital. Karim y Louise Rezaie querían que su pequeña hija hiciera parte de la ceremonia.
Archivo/AFP

Una pareja se casó al pie de la cama de un hospital en la que se encuentra Layla, su pequeña hija de apenas 6 meses de nacida . Los padres querían que la niña, que sufre una rara enfermedad, fuera la dama de honor de la ceremonia y así fue.

Se conoció que la pequeña Layla nació el 24 de diciembre pasado en Inglaterra . Ella padece el síndrome de charge, un trastorno genético bastante raro, mismo que la mantiene en la cama de un centro médico.

Karim y Louise Rezaie querían que su pequeña hija hiciera parte de la especial ceremonia, incluso la idea rondaba sus mentes desde antes de concebirla.

El padre de la menor habló sobre lo que sintió cuando vio que el equipo médico había arreglado el escenario perfecto para la boda. Finalmente lo decidieron: la pareja se casó al pie de la cama de un hospital.

“Siempre habíamos querido casarnos con Layla, nuestra hija allí. Obviamente fue hermoso con la cantidad de esfuerzo que pusieron. Inicialmente imaginamos que el capellán bajaría y simplemente haría una boda junto a la cama, pero el equipo realmente se esforzó para arreglar las decoraciones y la música, ponerse en contacto con nuestros familiares y grabar videos para las personas que podrían estar allí”, contó el hombre a Mirror .

Publicidad

Varias personas se ofrecieron como voluntarias para hacer de ese día algo especial. Incluso, fotógrafos y estilistas estuvieron presentes en el proceso.

Aunque la pequeña Layla fue dama de honor, tal y como la pareja lo soñó, el momento también les recordó lo grave que ella se encuentra.

“Fue un día realmente especial, pero obviamente fue agridulce. Layla estuvo allí, y fue fantástico, pero nos recordaron lo mal que estaba, aunque aun así fue genial que sucediera. Los médicos han dicho que podrían pasar semanas o meses antes de que podamos llevarla a casa", concluyó.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias