medellín
4:42 am - 21 de Febrero de 2018

Dos policías de Tarazá, implicados en falsificación de documentos y robo

Cortesía Fiscalía
Cortesía Fiscalía

Los uniformados, según la Fiscalía, habrían robado dos kilos de oro a una mujer en su casa de Caucasia.

Los hechos sucedieron en octubre de 2017. Según la Fiscalía, la mujer denunció que “un grupo de hombres que se identificaron como miembros de la Sijín ingresaron a su casa (…) y luego de maltratarla se llevaron dos kilos de oro avaluados en 264 millones de pesos”.

Para cometer el ilícito, los delincuentes habrían manifestado que “el material aurífero era hurtado”, por lo que habrían intimidado a la víctima para que no denunciara.

Una vez el CTI Seccional Antioquia conoció el caso, investigó lo sucedido y estableció que “el hurto habría sido  cometido por algunos miembros de la Sijín del municipio de Tarazá, quienes usaban  sus cargos y funciones para cometer actos delictivos y de corrupción”.

Las pesquisas también les permitieron establecer que “los policiales solicitaban órdenes de allanamiento con información falsa con el pretexto de incautar estupefacientes, pero en realidad ingresaban a los inmuebles a robar dinero y objetos valiosos”.

Con esa información, los investigadores lograron la emisión de órdenes de captura contra dos de los sospechosos: el intendente Sidilfredo Hernández Urango, de 37 años de edad, y el patrullero Jhon Abad Cataño Cataño.

Ambos fueron enviados a prisión y deberán responder por concierto para delinquir con fines de peculado por apropiación, concusión y hurto.

También se investiga si ambos extraían información reservada de los procesos judiciales para venderla a los grupos armados ilegales que delinquen en la subregión del Bajo Cauca antiqueño.

En esa zona de Antioquia se vive una situación compleja de seguridad y de corrupción. El fin de semana pasado fue dado de baja un hombre señalado de trabajar para el Clan del Golfo y de liderar las confrontaciones armadas en la zona con una banda denominada Los Caparrapos. Esa situación llamó la atención de la ONU, que alertó sobre la persistencia de los desplazamientos forzados y el incremento de los homicidios.

Además, la Gobernación de Antioquia anunció refuerzos para brindar seguridad a la población, pues más de 1.000 personas huyen de sus hogares por temor a las balas.

Vea también: 

En Tarazá dan de baja a supuesto jefe militar del Clan del Golfo y capturan a un concejal

La ONU lanza alerta por homicidios y desplazamiento forzado en el Bajo Cauca antioqueño

Con 300 uniformados refuerzan seguridad en zona rural de Cáceres

Foto cortesía Fiscalía:  Sidilfredo Hernández Urango (izquierda) y el patrullero Jhon Abad Cataño Cataño. 

Ver Comentarios

d