Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

La travesía de los migrantes: en busca de un mejor futuro, muchas veces pierden hasta la vida

Esta problemática, sin aparente solución a la vista, se replica en distintas partes del mundo. Vea lo que sucede en Centroamérica, la frontera entre Bielorrusia y Polonia y en el Canal de la Mancha.

foto migrantes.jpeg

El peligroso, atrevido, pero a la vez para muchos esperanzador camino de la migración, es una travesía que no termina con éxito para la mayoría. Ilusiones, una maleta y lo que llevan puesto se convierte en el equipaje aparentemente liviano de quienes deciden dejarlo todo o, en muchos, casos nada. Con el pasar de los días, la carga para los migrantes va aumentando y se torna pesada con cada desafío en el camino.

Y es que no son pocos los obstáculos, muchos emprenden a pie su largo andar. La migración es una de las problemáticas de los últimos años en el mundo, que se ha intensificado con la pandemia del COVID-19 .

Publicidad

Pobreza, pocas oportunidades para una vida digna, violencia e inseguridad son los factores predominantes de quienes buscan en otras tierras lo que sienten que en la suya les han arrebatado.

Caravanas migrantes en Centroamérica
En América Latina el 'sueño americano' sigue vigente para muchos que ven en Estados Unidos la entrada a una mejor calidad de vida. Las múltiples caravanas, conformadas principalmente por centroamericanos, venezolanos y haitianos, han sido una de las principales olas migratorias que han ocupado la atención del mundo este año.

Publicidad

Varias imágenes han plasmado a miles de personas caminando hacia la frontera sur de Estados Unidos, con paso obligado por México, el principal embudo de la travesía.

En el recorrido se encuentran con la guardia fronteriza, que en muchas oportunidades ha dispersado las caravanas desviándolas de su plan inicial. Por lo que el plan de algunos cambió y ahora su objetivo es legalizar su situación en Ciudad de México y solicitar asilo.

Publicidad

Sin embargo, los intentos tampoco han sido fáciles.

"Nosotros vamos a llegar a la Ciudad de México y queremos la residencia, sino pues nos vamos a la frontera norte, es el único acuerdo que tenemos, o nos dan la residencia o nos vamos a la frontera norte", dijo uno de los líderes de una caravana migrante.

Publicidad

Otros hacen sus peticiones de asilo en Estados Unidos.

Una crisis que tanto el gobierno mexicano como estadounidense intenta aliviar. Ambos países acordaron reactivar parcialmente un programa del gobierno de Donald Trump llamado 'Quédate en México', mediante el cual los migrantes deben esperar en territorio mexicano la respuesta a sus solicitudes de asilo en el país vecino, una decisión que México aseguró toma temporalmente y por cuestiones humanitarias. No retornará a sus países de origen a migrantes que tengan una cita para aparecer ante un juez migratorio en Estados Unidos.

Publicidad

Frontera entre Bielorrusia y Polonia
Una crisis cuya génesis no difiere de las otras, huir de una crisis social, en este caso los migrantes en su mayoría provienen de Oriente Medio.

Atrapados no solo entre dos fronteras terrenales, sino en los desacuerdos políticos de sus gobiernos. Polonia, que cuenta con el apoyo de la Unión Europea, no da su brazo a torcer y no permite la entrada de miles de migrantes que se han enfrentado por varias semanas contra los guardias fronterizos. Quienes logran pasar, son inmediatamente devueltos.

Publicidad

"Queremos ir a Alemania, no a Polonia", dice uno de los migrantes.

Migrantes en Polonia

Según organizaciones humanitarias, 12 personas han muerto en ambos lados de la frontera.

Publicidad

La entrada a Polonia representa el ingreso a la Unión Europea, por lo que la crisis no solo le compete a dos gobiernos. Polonia y sus aliados aseguran que se trata de una estrategia del presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, en represalia por las sanciones europeas impuestas a su gobierno.

Por su parte, Bielorrusia ha dado vía libre a los migrantes para llegar a la zona fronteriza. Incluso, el mandatario de ese país viajó hasta la zona limítrofe, donde les aseguró que estaban en todo su derecho de transitar.

Publicidad

El enfrentamiento político ha desatado una tensión entre Polonia y Bielorrusia, alertando a la comunidad internacional ante una posible guerra. Bielorrusia cuenta con el apoyo de Rusia, que ha enviado refuerzos militares a la frontera.

Polonia construyó una valla de alambre de espino y concentró miles de soldados a lo largo de sus 400 kilómetros de frontera.

Publicidad

Ante el infructuoso viaje, algunos en su mayoría iraquíes, han tomado vuelos de regreso a su país.

Migrantes en el Canal de la Mancha


Aquí un escenario aún más crudo con la muerte servida en las frías aguas del Canal de la Mancha, la vía marítima elegida por muchos migrantes para llegar a Reino Unido en busca de mejorar sus condiciones de vida.

Publicidad

En el más reciente y devastador suceso, 27 migrantes murieron cuando la embarcación en la que se transportaban rumbo a Reino Unido naufragó frente a las costas de Calais, en Francia.

Y es que en botes inflables, apenas resistentes, se embarcan familias con sus hijos menores de edad. Casi siempre, víctimas de los traficantes de personas.

Publicidad

Aquí el conflicto político se desató entre el gobierno francés y el británico, que han intentado de manera fallida acercarse para contener la crisis.

Tras lo ocurrido, Francia convocó a una Reunión en Calais a la que invitó a los responsables de migración de Bélgica, Holanda, Alemania y la Comisión Europea y excluyó a Reino Unido por una carta enviada por el primer ministro Boris Johnson en la que proponía regresar a Francia a los migrantes que crucen el Canal de la Mancha.

Publicidad

En una declaración final, los participantes se comprometieron a hacer todo lo posible para luchar más eficazmente contra las redes criminales de traficantes de migrantes y reconocieron la necesidad de mejorar la cooperación con Londres.

Sin embargo, no hay a la luz un acuerdo entre Francia y Reino Unido para abordar la crisis.

Publicidad

Sin solución a la vista


Los tres casos de migración citados, por mencionar algunos puntuales de los que se presentan a diario en el mundo, no tienen aún un desenlace.

Los migrantes siguen a la deriva o en limbo que es como se ha bautizado su situación, sin garantías, sin techo, sin comida ni abrigo. Volver a su antigua realidad para la mayoría no es viable, pues para ellos la lucha apenas va por mitad de camino.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.