Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Enrique Vives no solo iba ebrio, también cometió otra mortal imprudencia, según juez

El empresario, que no aceptó cargos por la muerte de 6 jóvenes al conducir borracho, permanece en una URI de la Fiscalía en Santa Marta.

Thumbnail

Enrique Vives conducía con exceso de velocidad por la vía Gaira-Santa Marta, consideró la jueza primera penal municipal de control de garantías Olmis Cotes, que dictó medida de aseguramiento preventiva contra el empresario.

Para la togada, el imputado por homicidio con dolo eventual es "una persona que tiene la madurez necesaria para comprender que estos comportamientos de conducir bajo el influjo de bebidas embriagantes atentan normas contra la administración de tránsito".

Asimismo, señaló que entre las pruebas presentadas contra Enrique Vives se puede demostrar que “esta persona conducía a exceso de velocidad”.

"El impacto que estas personas recibieron, la destrucción que presentó el vehículo en toda la parte frontal, son indicativos de que hay una persona que iba conduciendo a alta velocidad", subrayó.

Para la jueza Cotes, el delito de homicidio con dolo eventual imputado contra Enrique Vives es acorde con la tragedia de los seis jóvenes arrollados y muertos en la vía Gaira-Santa Marta.

Así lo corroboró el fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, quien recalcó que "Vives Caballero fue capturado en flagrancia y en los exámenes que se le practicaron se evidenció que al momento de la tragedia conducía en estado de alicoramiento".

Publicidad

Ante estas pruebas, la jueza decidió imponerle "medida de aseguramiento de detención preventiva en establecimiento de reclusión al señor Enrique Rafael Vives Caballero".

El abogado penalista Saúl León consideró que la decisión de la togada "es absolutamente proporcional y coherente con el ordenamiento jurídico penal colombiano".

Sin embargo, para su colega Ricardo Burgos "no lograron solventarse los requisitos mínimos o los fines de la medida para que esta sea tan dura en un centro carcelario. Considero que Enrique Vives no comporta un peligro para la sociedad y había podido cumplir con una medida menos restrictiva de la libertad".

El delito de homicidio con dolo eventual que enfrenta Enrique Vives Caballero contempla una pena de entre 17 y 33 años de prisión.

El abogado del empresario apeló la decisión y otro juez revisará su caso. En ella se determinará si se ratifica la medida de aseguramiento. En caso de que sí, el conductor será trasladado a la cárcel Rodrigo Bastidas de Santa Marta.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.